200 MONGES

GRAN RESERVA BLANCO 2008

En nuestros viñedos del Alto Najerilla – a más de 600 metros de altitud – reina una excepcional variedad de uva blanca perfectamente adaptada a estas tierras altas: LA VIURA.
Cuando se trata de viñas de más de 20 años, la viura se convierte en un tesoro por su excepcional potencial de envejecimiento. Simplemente, hay que creer en ella, elaborarla como merece y dejar que el tiempo de guarda la haga expresarse en toda su grandeza.

Nuestro blanco 200 Monges Gran Reserva es el último escalón de nuestro proyecto de BLANCOS CON ALMA DE TINTO. Un vino honesto desde su origen, genuino por su carácter y sorprendente por su frescura, por su amplísimo rango aromático, por su estructura y por su sutil elegancia.

“Color oro brillante. Aroma de ores secas, fruta madura, hierbas silvestres, con notas iodadas y de frutos secos. En boca es carnoso, potente, sabroso, especiado y con notas cítricas. Post-gusto largo y salino”.

AÑADAS

2008